Lamentaron que el aumento aceptado por el gremio ATE, condicionado a renegociar en diciembre, deja a los trabajadores muy por debajo de la inflación prevista para este año, que superaría el 50%.

«Recordamos que hay muchos compañeros que están con haberes que no llegan a cubrir la canasta básica, que actualmente se encuentra por de los $ 70.532, eso es lo que necesita un trabajador para no estar por debajo de la línea de pobreza», reprocharon los de UPCN.

El gremio ratificó su rechazo calificando al aumento como una “nueva cachetada” a los trabajadores, criticó que sea aprobado con la representación de una «minoría», en referencia a ATE, y pidió que el gobierno revea la decisión.

Comenta desde tu cuenta de Facebook