Un joven recibió seis impactos de bala en su cuerpo ayer, cuando lo interceptaron para robarle la moto. Está internado y su estado es reservado tras la operación que le realizaron.

Un chico de 19 años recibió seis impactos de bala, este domingo 31/10 por la madrugada, cuando lo interceptaron para robarle la moto en la intersección del bulevar Ayacucho con la calle San Vicente del barrio Paterno de Viedma.

En ese lugar, se presume que antes de las 5.30 la víctima fue intimidada y, al resistirse, le dispararon. El joven está internado y su estado es reservado tras la operación que le realizaron. 

Según precisaron fuentes policiales a El Delitómetro, los tiros dieron en una de las manos, una pierna y otras partes del cuerpo. El más grave, que ocasionó la intervención quirúrgica, ingresó por el abdomen con orificio de entrada y salida dejando al joven en un estado de salud comprometido.

La policía llegó al lugar advertida por vecinos que dieron aviso de manera telefónica sobre lo sucedido. Ahora, los fiscales de turno Guillermo González Sacco y Candela Sequeiros trabajan con la Policía de Río Negro para dar con los autores del robo con arma de fuego.

Las primeras medidas que se llevan adelante en la causa tienen que ver con la revisión de cámaras de seguridad del 911 y la búsqueda de datos que aporten posibles testigos del hecho.

Comenta desde tu cuenta de Facebook