Sucedió en Italia y Belgrano. El anterior también había sido en la esquina de un Supermercado sobre Álvaro Barros. Es el quinto caso en el lapso de 15 días.

Otra negociación que comenzó en las redes sociales terminó mal para el vendedor de una moto. Lo llamaron por teléfono, lo citaron a un lugar y al dar a probar el vehículo se lo robaron. 

El damnificado es de San Javier. Tras publicar en sus redes sociales que vendía su moto, recibió un llamado telefónico con interés en ver y (supuestamente) comprar la moto.

Tras pactarse un encuentro en las calles Italia y Belgrano, según precisaron fuentes policiales a El Delitómetro, el propietario de la moto llegó al lugar y se encontró con una mujer de unos 20 años quien le pidió probar la moto. Al ponerla en marcha se subió y escapó por Italia en dirección a Saavedra.

Tras la denuncia y notificación al Ministerio Público, el fiscal de turno determinó directivas al Cuerpo de Investigaciones que seguramente derivarán en revisar si en la zona hay cámaras de seguridad que hayan registrado parte del encuentro que terminó en el delito de hurto.

En la denuncia se detalló que la ladrona es de tez morena con una estatura promedio de 1.60 metros, pelo negro lacio. La moto es de 110 cilindradas, marca Corven, color azul.

Otros casos

Según El Delitómetro, es el quinto caso en dos semanas. El pasado 22/12 el portal especializado en temas policiales y judiciales informó que se detectó una nueva forma de robar en la Comarca: los delincuentes generan confianza en quien quiere vender y les roban prácticamente en sus narices.

Comarca con damnificados que se quedaron con las manos vacías. La metodología implica captar a sus víctimas a través de las publicaciones que se hacen vía redes sociales donde muchas personas ofrecen entre varias cosas para vender motocicletas.

Según informó hubo otros dos casos en Carmen de Patagones y dos más en Viedma. El último episodio registrado en la capital de Río Negro tuvo como escenario las inmediaciones del Supermercado La Anónima, sobre calle Álvaro Barros donde el supuesto comprador convocó al vendedor para llevar adelante el negocio. Ya una vez en el lugar se subió a la moto y nunca más volvió.

Desde la Policía de Río Negro piden a la comunidad extremar las medidas de prevención cuando intenten vender elementos de valor en redes sociales y no confiar en todas las personas.

Las transacciones virtuales deben darse sin que el comprador exija ningún otro tipo de datos más allá que el número de CBU o cuenta en el caso de utilizar otras metodologías de pago.

Fuente: VDM

Comenta desde tu cuenta de Facebook