La segunda semana de este enero de 2022 ha sido realmente abrazadora sobre el norte de la Patagonia. Algunas máximas del miércoles (12/01) estuvieron muy cerca de quebrar récords históricos. Por caso, San Antonio Oeste reportó 44.0°C y estuvo a solo 6 décimas del récord histórico (la temperatura más alta registrada en la provincia de Río Negro), del 21 de enero de 1980 cuando se alcanzaron los 44,6°C. Por su parte Viedma llegó a marcar 42.0°C (allí el récord sigue siendo del 18 de febrero de 1987 con 43,7°C).

Según informó el especialista Enzo Campetella, de Tiempo Patagónico, en la secuencia de imágenes del satélite GOES16 se observa un sistema de baja presión (las nubes giran en el sentido de las agujas del reloj) sobre el océano Pacífico al oeste del centro de Chile. Esta baja colaboró con la profundizacipn de la ola de calor sobre Argentina.

En el Alto Valle las cosas no estuvieron muy lejos. El aeropuerto de Neuquén marcó 40,2°C, mientras que una de las estaciones automáticas de INTA en Luis Beltrán anotó 41,1°C, y la de INTA Alto Valle subió hasta los 39,6°C. La masa de aire calurosa es parte de una gran ola de calor que marcó a fuego a gran parte del centro y norte del país. Una gran cuña de altas presiones en altura se ha bloqueado sobre el territorio nacional permitiendo el ingreso de aire caluroso durante varios días. Una protagonista importante de esta situación ha sido una zona de baja presión sobre el océano Pacífico que ha dominado la circulación, potenció el ingreso de aire cálido sobre Argentina y no permitió que sistemas frontales avancen hacia el norte. Ese sistema ha sido muy especial al punto de tomar particularidades de una depresión subtropical.

Animación de áreas de potenciales nevadas. Se toma el período desde el domingo hasta el martes y son valores acumulativos. No es profundidad de nieve sino el equivalente a mm de lluvia.

En concreto, el aire caluroso tiene para algunos días más pero hacia el domingo las cosas irán cambiando cuando comiencen a bajar las temperaturas ante la progresiva llegada de una masa de aire frío. Esta masa de aire de origen polar producirá un marcado descenso de temperatura en especial durante el lunes (17/01). Con abundante nubosidad es posible que ese día las máximas, por ejemplo en la zona de los valles y hacia la costa no superen los 15 °C, y menos de 10 °C en la cordillera. Algunos puntos de la línea sur y zona cordillerana incluso podrán tener temperaturas por debajo de los 8 °C. Toda la zona tendría viento del este con aporte de aire húmedo marítimo. Esto dará lugar a un aumento en las chances de lluvias y lloviznas. Algunos sectores de la línea sur y cordillera podrán reportar aguanieve o incluso nieve, contrastando fuertemente con la situación de la presente semana.

Áreas donde podrían registrarse algunas nevadas o aguanieve entre el lunes (17/01) a la noche o madrugada del martes (18/01) según el modelo GFS. Otros modelos inducen, además de lluvia, aguanieve incluso más hacia la cordillera y zona de los lagos. Imagen vía Meteoblue.

Con chance de más lluvias y algunas tormentas las temperaturas se recuperan tímidamente durante el resto de la semana. Temperaturas veraniegas podrían retornar durante el fin de semana del sábado (22/01) y domingo (23/01).

Comenta desde tu cuenta de Facebook