La Gerencia de la clínica privada ya apartó al profesional de la institución. El hecho habría ocurrido a fines del año pasado.

Un presunto caso de abuso sexual sacude a la medicina roquense. En las últimas horas se conoció, a través del sitio de noticias TodoRoca.com, una denuncia de una joven paciente contra un profesional que se desempeñaba en el Sanatorio Juan XXIII. Ya la Gerencia de la clínica privada apartó al ginecólogo de la nómina de médicos.

El hecho habría ocurrido a fines del año pasado cuando la mujer asistió a los consultorios del sanatorio por un control ginecológico de rutina.

Ya comenzó la investigación de la Fiscalía, a cargo de la Dra. Verónica Villaroel, y el profesional y la víctima ya designaron sus respectivos abogados. Hay completo hermetismo en la causa.

El sanatorio Juan XIII se puso inmediatamente a disposición de la Justicia al anoticiarse de la denuncia y determinó apartar al ginecólogo de la nómina de médicos. No obstante, seguiría atendiendo en otros consultorios de la ciudad.

Fuente e imagen: La Súper Digital

Comenta desde tu cuenta de Facebook