(Por Vanesa Miyar para diario Río Negro).- La criatura está fuera de peligro y se recupera en Gral. Roca, donde lo derivaron. Antes, fue operado en San Antonio. “Los médicos de SAO le salvaron la vida”, dijo su abuelo.

Un nene de 9 años sufrió un grave accidente el jueves por la tarde, cuando tras un entrenamiento en el club de fútbol de Las Grutas se quedó jugando con unos amigos y se trepó al arco, que se le cayó encima, provocándole una grave lesión en el abdomen.

Afortunadamente, el niño fue intervenido en el hospital Aníbal Serra de San Antonio, al que fue derivado desde el nosocomio local Violeta Villalobos. Desde allí, tras la operación, fue derivado nuevamente a Gral. Roca, donde permanece en coma inducido, tras una segunda intervención quirúrgica que resultó exitosa.

“Los médicos que lo operaron en San Antonio salvaron la vida de mi nieto, y estamos muy agradecidos. Ahora estamos pendientes de su evolución, atravesando estas horas que son decisivas, pero tiene un buen pronóstico” contó Marcelo Sartori, su abuelo, que es un conocido comerciante de Las Grutas.

El nene, después del accidente, fue llevado a su casa, pero experimentó un desmayo y lo llevaron al hospital grutense. Los médicos consideraron que podía tener afectado el bazo y de manera inmediata lo remitieron a San Antonio. En el “Aníbal Serra” fue operado, tras detectar que tenía perforado el intestino.

El procedimiento fue de suma complejidad porque descubrieron que el pequeño, además, tenía dañada la arteria mesentérica inferior, que es la que irriga sangre a todos los órganos del sistema digestivo. “Si la cirugía no lograba reparar esa arteria hubiera sido mortal” explicó una alta fuente del nosocomio.

La cirugía fue realizada por el Jefe de Atención Médica (Dam) Cristian Ponce y por el cirujano Néstor Coronel, que hicieron, además, una videollamada de consulta con una cirujana de Viedma.

“Cuándo el nene ingresó a través de una ecografía se vio que existía un hemoperitoneo (sangre en el abdomen). Eso podía indicar una rotura de bazo e hígado. Luego se constató que el daño era en el intestino delgado y en la arteria mesentérica, y la operación los pudo reparar” amplió la misma fuente del hospital.

La derivación a Roca se dio tras esa intervención. “En el hospital del Alto Valle destacaron la actuación de los profesionales de SAO, por eso estamos inmensamente agradecidos. Llegamos el viernes, ese día volvieron a operar a Indio (así se llama el niño) y estamos a la espera de que siga recuperándose” dijo su abuelo.

Por otra parte, los directivos del club en el que ocurrió el accidente informaron que el arco fue retirado, y que a partir de ahora, una vez que culminen las prácticas, los chicos no tendrán acceso a ningún sector del área de juego.

“Ese arco no era el de la cancha, estaba, junto con otro, en un lugar ajeno al campo de juego. No es que estaba mal puesto, ocurre que estaba en un lugar que no se destina a las prácticas. Pero los hemos retirado para evitar cualquier tipo de incidentes futuros. Lo ocurrido fue lamentable, y ahora velamos por la evolución de Indio” expresó Lorena Villaverde, la presidenta de la entidad deportiva.

“Los médicos de Roca son optimistas, pero hay que esperar, aunque apostamos a que Indio siga recuperándose” cerró su abuelo.-

TOMADO DE LA PUBLICACIÓN DE «DIARIO RÍO NEGRO»

Comenta desde tu cuenta de Facebook