Los justos reclamos deben ser atendidos. El Ejecutivo tiene que convocar a todas las expresiones sindicales a una mesa

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) demanda al Gobierno de Río Negro a una urgente convocatoria a todos los trabajadores de la salud pública.

Larga historia tiene ATE en esta provincia, en la que fueron características de los diferentes gobiernos durante más de 30 años la proscripción de nuestro sindicato y la persecución de sus dirigentes (incluso con la cárcel), intentando siempre acallar los justos reclamos de los asalariados estatales.

Como resultado de esa historia, demostramos que el camino es la lucha y la pluralidad sindical (Artículo 87 OIT), además de la más amplia libertad para que los trabajadores se expresen mediante los mecanismos que mejor representen sus intereses.

Nuestras conquistas son el resultado de la acción de nuestros afiliados y dirigentes, pero benefician a toda la clase trabajadora. Nuestra experiencia nos impone el deber de no mirar para otro lado cuando de luchas de empleados públicos se trata. No podemos actuar como actuaron con nosotros en aquellos años de discriminación. Los gobiernos no pueden proscribir a las y los trabajadores que los Estados deben tutelar.

No es posible desconocer el efecto negativo que la pandemia tuvo sobre los trabajadores hospitalarios, quienes continúan con jornadas y modalidades de trabajo nunca antes vistas, como tampoco puede ignorarse el efecto demoledor que la inflación tiene sobre los salarios.

En este contexto, resulta un imperativo ético que la política se ponga a la altura de los tiempos excepcionales, atendiendo los reclamos de todos los sectores, realizando una convocatoria urgente y amplia a todas las expresiones sindicales del sector, de modo de dar una respuesta inmediata y ajustada a las necesidades de las trabajadoras y trabajadores.-

Comenta desde tu cuenta de Facebook