Intentaron ingresar este sábado por la madrugada desde La Pampa con destino a Gral. Roca, pero personal de SENASA los detectó y realizó el secuestro, además de iniciar una causa judicial. El camión no contaba con refrigeración ni las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas para este tipo de productos.

La información que se conoce indica que se trataba de un cargamento de aproximadamente dos toneladas de carne vacuna en un camión que no poseía sistema de frio para preservar la carga, ni contaba con lo que exige SENASA para el transporte de este tipo de productos.

El intento de cruzar de manera irregular la barrera sanitaria ubicada en el límite de las provincias de La Pampa y Río Negro, ubicada entre 25 de Mayo y Catriel, se registró en la madrugada del pasado sábado.

Tal como establecen las normas, no se permite el paso de carne con hueso proveniente de La Pampa, habida cuenta que el río Colorado es el límite norte de una zona libre de vacunación. Ese status sanitario es a los fines de ofrecer un producto de exportación tal como los exigen determinados mercados internacionales, que no tenga riesgo de contaminación de aftosa.

El riesgo que implica no se relaciona tanto con los consumidores –aunque el hecho de transportarla sin frío y en un camión que no contaba con lo que se exige para ello, si lo sea- es que la carne con hueso puede estar contaminada con aftosa, hecho que pone en riesgo que tal enfermedad termine contagiando al ganado que cuenta con un status sanitario internacional. Si se detectara un solo caso de una animal con esta enfermedad, automáticamente se pierden los mercados internacionales que demandan este tipo de carne, hecho que implica pérdidas importantes de ingreso de dólares, moneda que el gobierno nacional necesita con desesperacón.

Tal como ha sucedido en otras oportunidades, el estricto control de SENASa evitó una vez más que ingresen al circuito comercial 2.000 kilos de carne bovina con hueso que eran transportados de manera oculta en un camión que no contaba con refrigeración ni las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas para este tipo de productos.

La carne decomisada fue destruida por personal de SENASA.

Comenta desde tu cuenta de Facebook