En dicho espacio se evaluará cada situación y se avanzará en marzo con el pase a planta permanente

La Asociación Trabajadores del estado (ATE) y el municipio de Lamarque acordaron una mesa de trabajo para revisar los despidos de trabajadores que permanecían encadenados frente al edificio comunal, como así también avanzar en el pase a planta permanente previsto para marzo y terminar con la precarización laboral.

El conflicto se destrabó a partir de un acercamiento entre el secretario general de ATE, Rodrigo Vicente, y el intendente Sergio Hernández. Vale destacar que también de la negociación participo la representante del sindicato en la zona, Mariela Rodriguez. Las partes volverán a reunirse en febrero, y mientras tanto el municipio se comprometió a pagar las indemnizaciones correspondientes por ley.

«Hemos abonado a conformar un espacio de construcción para no sólo poder trabajar la reincorporación de los trabajadores, sino también seguir discutiendo el pase a planta permanente y disminuir la precarización laboral en Lamarque», dijo Rodrigo Vicente.

Para ATE, los trabajadores fueron despedidos por persecución ideológica. Algunos de ellos tienen más de 11 años de antigüedad y se encontraban en el listado de pase a planta permanente previsto para marzo.

Compartir esto: