Una persona quedó detenida y secuestraron autopartes valuadas en 690 millones de pesos. Una de las inspecciones se realizó en Roca.

La Policía Federal Argentina realizó seis inspecciones a desarmaderos en distintas ciudades del Alto Valle y secuestró autopartes por un total de 690 millones de pesos. Los operativos se llevaron adelante en el marco de la Ley N° 25761.

Los mismos se desarrollaron en Roca, Cipolletti, Barda del Medio, Balsa Las Perlas y también en la localidad neuquina de Plottier, y como resultado, se detuvo a una persona mayor de edad y se procedió al secuestro de autopartes que, en total, fueron valuadas en aproximadamente 690 millones de pesos.

Según informó TodoRoca, los operativos fueron encabezados por la División Unidad Operativa de Investigaciones Especiales Neuquén y la División Unidad Operativa Federal Neuquén, quienes contaron con la colaboración de personal de la División Delitos Contra el Automotor de la Policía Federal Argentina y del Área de Fiscalización de Desarmaderos de la Dirección de Investigación de Delitos Federales del Ministerio De Seguridad de la Nación.

Las medidas comenzaron el pasado miércoles (17/05) con un allanamiento en Plottier, dispuesto por la Unidad Fiscal de Atención al Público y Asignación de Casos a cargo del Dr. Diego AZCARATE, y continuaron el mismo día con otras dos inspecciones en Cipolletti. Al día siguiente se llevaron adelante tres inspecciones más General Roca, Barda del Medio y Balsa Las Perlas.

En el allanamiento efectuado en Plottier se secuestró una importante cantidad de autopartes de vehículos de alta gama que eran comercializadas en infracción a la Ley de Desarmaderos y Autopartes, con un valor que supera ampliamente los 600 millones de pesos. Estas carecían de los requisitos y la documentación que acredita su procedencia, aunque no se constató la existencia de partes de vehículos que poseyeran pedido de secuestro por corresponder a automotores sustraídos.

Esta misma situación fue en general advertida en el resto de los establecimientos, siendo una constante la falta de habilitación ante las autoridades competentes en la materia como la carencia de documentación que respalde el origen de las autopartes y la estampilla que acredita el registro y trazabilidad de las mismas.

Compartir esto: