El gobierno municipal resolvió la medida por la alta mortandad de lobos marinos y el riesgo sanitario que esto genera.

El intendente Pedro Pesatti dispuso el cierre de las playas del ejido municipal y pidió colaboración al Gobierno Provincial para reducir la circulación de personas y animales domésticos en la Costa Atlántica.

La medida tomada a través de un decreto municipal tiene una vigencia de 14 días y ordena la restricción del acceso vehicular a las playas El Pescadero, Bajada Erica, Playa Bajada de Cailoto, Playa Central, Playa Intermedia, Bajada el Faro, Bajada de Picoto, Espigón, Playa Bonita, Loberia, Bahía Rosas y Bahia Creek.

Con ese objetivo, colocarán un vallado de seguridad y avisos de alerta en los accesos. Además, todos los medios y plataformas digitales de la Municipalidad establecerán una comunicación constante de las medidas y protocolos vigentes para evitar situaciones de riesgo para la población.

Por otra parte, designó al secretario de Servicios, Espacios Públicos y Ambiente, Gastón Eduardo Gutiérrez, como representante municipal en el Comité de Crisis creado por el Decreto Provincial Nº 953/2023. 

El objetivo del comité es brindar atención a la problemática ante la propagación de la Influenza Aviar de Alta Patogenicidad.

Compartir esto: