Estos índices preanuncian una suba de la pobreza durante el segundo semestre del año.

En agosto aumentó el indicador y se necesitan $ 284.687 por mes para no ser pobre
La canasta alimentaria se disparó a un récord del 17% en agosto, muy por encima del 12,4% de inflación informado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) .

En tanto, la canasta básica creció 4,3% y así, una familia tipo necesitó $284.687 para no ser pobre y $130.590 para no ser indigente.

Ambas canastas crecieron a un ritmo muy por encima del costo de vida, como consecuencia del impacto de la fuerte alza en los precios de alimentos y bebidas.

Compartir esto: