Ciudadanos de la provincia fueron sorteados para ser parte del listado de posibles jurados populares para el año que viene. La actividad fue convocada por el Juzgado Electoral Provincial, mientras que el sorteo fue transmitido por el canal oficial de la Lotería de Río Negro y por sus redes sociales. El objetivo central es garantizar la transparencia del proceso.

La invitación se hizo desde el Juzgado electoral a todos los Colegios de Abogados de la provincia, a las universidades nacionales, al Colegio de Magistrados y Funcionarios, a la Legislatura, al Poder Ejecutivo, y a toda la ciudadanía tanto para asistir como para ver el sorteo en la transmisión.

Estuvieron presentes el Juez electoral Carlos Da Silva y la Secretaria Verónica Belloso; Fabián Mitidieri y Santiago Miguelez de la Oficina Judicial; el presidente de la lotería Jorge Manzo y la Defensora del pueblo Adriana Santagatti, cuyo organismo es veedor de las elecciones.

En un procedimiento que fue definido por los presentes como: transparente, rápido y ágil se eligieron 2200 varones y 2200 mujeres. De allí 800 corresponden a la primera circunscripción, con cabecera en Viedma. Las otras tres circunscripciones incluyeron 1200 personas cada una.

Fue el Juzgado Electoral quien remitió a la Lotería Provincial el padrón depurado con el cual se realizó el sorteo. Quedaron excluidos casi 25 mil rionegrinos.

El área de Informática fue la encargada de depurar el padrón de acuerdo a los parámetros que fija la ley. 

El padrón incluye en la primera circunscripción 46.597 ciudadanas y 44.348 ciudadanos; en la segunda, 102.216 del padrón femenino y 95.732 del masculino; en la tercera circunscripción, 69.901 y 65.627; finalmente, en la cuarta, 64.627 ciudadanas y 61.057 ciudadanos.

Las personas que resultaron sorteadas serán notificadas en sus domicilios. Les llegará una carta con una declaración jurada, la cual tendrán 72 horas para responder. Podrán hacerlo directamente en el correo (de manera gratuita), en la página web del Poder Judicial o bien dirigirse a la Oficina Judicial.

A partir de la recepción de las declaraciones juradas, la Oficina Judicial eliminará aquellos que tengan incompatibilidades. Posteriormente, cuando llegue la oportunidad de un juicio que requiera de jurados populares, se hará un segundo sorteo para definir los integrantes. La carga pública dura un año, con la posibilidad de extenderla.

Comenta desde tu cuenta de Facebook